Saltar al contenido

5 Pieles 5 Historias

Sobre la historia

Se trata de un retrato de familia, una oportunidad para contar retazos de las vidas de cinco mujeres del mismo clan familiar. Narrada en cinco monólogos, y con una duración total de una hora (01:00:19), esta propuesta representa la ventana desde la que ellas ven el mundo, situada en la misma habitación de la casa donde pueden ser ellas mismas, confesar sus secretos y sus renuncias, y a la que se van añadiendo elementos escena tras escena para llegar a la última y más joven de esas cinco mujeres, que rompe con la clandestinidad y tabúes para elegir su destino desde el deseo y coherencia consigo misma.

Desde Manuela (año 1.900) hasta Alma (año 2.000), vamos viendo el paso del tiempo y la suma de vidas de mujeres que no tuvieron oportunidad de resolver favorablemente las encrucijadas que el destino les ponía por delante, ¿o a caso alguna de ellas sí?
Faustina (1.920), Trini (1.930) y Laura (1.940) terminan de protagonizar este entramado familiar que pretende mostrar lo que se supone que era una mujer hace un siglo, pero quizás nos sorprendamos si al día de hoy nos seguimos sintiendo identificadas con ellas.

Sinopsis

Una sola actriz representa los cinco personajes de esta historia. Una sola mujer para las cinco que viven, de algún modo, en ella.

Manuela

Una madre de familia numerosa vive prácticamente encerrada en un piso que esconde su deseo frustrado de desarrollar una carrera en los teatros de la Zarzuela del año 1.900. Entre costuras, esperando la llegada de su último bebé, por primera vez se confiesa a sí misma la vida que le hubiera gustado tener.

Faustina

Su hija Faustina se muda a ese piso por los negocios de su marido, dejando atrás, en el pueblo en el que tienen la finca familiar, una historia de amor que ella cree prohibida en la sociedad de 1.920 que les ha tocado vivir.

Trini

La segunda de las hijas de Faustina, se enamora de un músico callejero que a ojos de sus padres no es ni de lejos el partido más conveniente para su hija, sobre todo porque el swing no estaba tan bien visto en esa cultura provincial de 1.930.

Laura

La mayor de las nietas de Manuela, no ha podido superar la pérdida de su marido y su patrimonio durante la guerra civil; 1.940 marca el año en el que ella expresa por fin en voz alta lo que no se atrevió a decir entonces a las personas responsables de su desgarradora escasez y soledad.

Alma

Sucesora inevitable de sus ancestras en el año 2.000, se encontrará a sus diecisiete años en una encrucijada de difícil salida, no podrá ocultar por mucho más tiempo un secreto que puede cambiarle la vida, y necesitará la comprensión y ayuda de sus mayores para poder poner fin a la herencia de frustraciones, silencios y tabúes perpetrada por sus abuelas.

Influencias dramatúrgicas

En la propuesta dramatúrgica se sienten las influencias de Gabriel Molina (Academia Triángulo, La Usina) y Rosario Santesmases (Academia Triángulo, CinemaRoom), donde prevalece la acción del texto en una caja escénica casi desnuda, para llenarse luego de las emociones tan diferentes por las que transitan los cinco personajes. De Larisa Ramos (La Expositiva) se deja entrever la presencia de la música y movimiento escénico.

Es una propuesta diseñada para despertar a los sentidos, y poder vivir una experiencia sensitiva completa: baile, canto, música, videos… elementos que nos invitan a ver a estas mujeres en las dimensiones que no tuvieron oportunidad de exhibir en vida.

Ficha técnica y artística

  • Guión y Dirección: Aida Cobos
  • Elenco: Aida Cobos
  • Montaje audiovisual fotografías históricas: Alfredo Hernando
  • Técnico de Imágen para video promocional: Edu Fernández Segovia
  • Diseño Iluminación: Aida Cobos Sánchez
  • Fotografía, Diseño Gráfico y Maquetación: Fran Molina
  • Escenografía y Atrezzo: Aida Cobos
  • Arreglos e instrumentación: Jose Luis Lopretti
  • Adaptación del tema musical Lío: Angela Muro
  • Coreografías: Alexis Menendez y Cristina Militello Ruiz, supervisión de Nani Bernardo
  • Supervisión escénica: María Silva y Rosario Santesmases.
ImaginaKata